IDEAL,

OBJETIVOS & PROYECCIONES

Denunciando el centralismo administrativo, político y financiero actual, trabajamos para descentralizar el poder en la toma de decisiones, empoderando a las regiones, comunas y comunidad organizada, así como a la diversidad de sus habitantes. A fin de que ejerzan un rol activo en los procesos democráticos y en la toma de decisiones para el nuevo Chile que se plasmará en una nueva Constitución.

Nuestra primera meta es que las candidaturas de la lista de la Asamblea Popular Constituyente D20 integren la Convención Constitucional encargada de redactar la Nueva Constitución para Chile. Pero no nos detendremos ahí.

A partir del 11 de abril, continuaremos trabajando en un proceso paralelo de discusión constituyente, que demandará la participación activa de movimientos y organizaciones sociales de nuestros diferentes territorios: feministas, poblacionales, ambientalistas, culturales, estudiantiles, mapuches y de trabajadores, a fin de que la nueva Carta Fundamental recoja la real voluntad de los pueblos que habitamos este país.

De este modo, aspiramos a construir un espacio social y político ampliamente articulado, independiente de los partidos políticos y con fuerte arraigo social, que represente la pluralidad de los pueblos de Chile, sentando una democracia realmente participativa que le devuelva a éstos la soberanía de la que son titulares.

Bastián Labbé

constituyente del distrito 20

bastian labbe

NUESTROS

PRINCIPIOS

La Asamblea Popular Constituyente recoge los principios históricos de la lucha popular y de los movimientos sociales por el mejoramiento social y la transformación política que se expresó con fuerza el 18 de octubre de 2019.

Nos levantamos desde la autonomía absoluta de los partidos políticos y el poder empresarial, militar y eclesiástico.

Aspiramos a redistribuir el poder en la sociedad mediante la refundación del Estado, a partir del poder constituyente originario, para que la soberanía resida verdaderamente en el pueblo y se desarrolle una democracia participativa.

Los derechos humanos son el fundamento moral irrenunciable para construir un orden social e internacional justo y democrático. Por ende la sociedad no debe fomentar ni tolerar el negacionismo y la agresión a la dignidad humana.
Los derechos humanos solo están completos si garantizamos también los derechos sociales necesarios para un buen vivir, de manera que las personas y los colectivos sociales cuenten con los medios suficientes para desarrollar su proyecto de vida e integrarse plenamente a la sociedad, con respeto a su cultura y territorio.

Entre los derechos sociales consideramos aquellos al trabajo digno y solidario, a una vida sana, a una vivienda digna y un entorno comunitario saludable, a la seguridad social y atención de salud, a la educación y cultura gratuitas, entre otros.

Creemos fundamental superar y terminar con las grandes estructuras que oprimen y marginan a las personas y pueblos, en particular el patriarcado y el capitalismo. Teniendo esto como horizonte que guía nuestra acción.

Adherimos a una concepción inclusiva de los feminismos, comprometida con la defensa de derechos de las mujeres y disidencias sexuales y de género, y que reconoce la interseccionalidad de la opresión patriarcal con otras formas de dominación de clase, etnia, o cultura.

Apoyamos la autodeterminación de los pueblos y un estado plurinacional y descentralizado que respete las autonomías territoriales y promueva la descolonización y el diálogo entre culturas.

Ante la actual crisis ecológica causada por el antropocentrismo patriarcal, adscribimos a una visión biocéntrica que integra al ser humano con la dinámica de los ecosistemas y el planeta vivo.

Promovemos el reconocimiento de los derechos de la Tierra y la naturaleza, es decir, de los seres vivos y entidades naturales en su conjunto, como sujetos de derecho a la par de los derechos humanos.
Previous
Next

Somos un grupo de personas, habitantes del Distrito 20, que despertamos y participamos de la revuelta del 18 de octubre de 2019; quienes a más de un año de tan histórico y político evento, continuamos alerta, frente a los intentos de la clase política y económica de acallar y desconocer la firme voluntad popular de cambio.

Consecuente con ello, el 12 de diciembre del 2020, iniciamos un proyecto con miras a devolver la soberanía constituyente a los pueblos dónde está radicada. Este proyecto se materializa en la “Asamblea Popular Constituyente D20”, cuyos principios programáticos, nacen de la discusión colectiva de sus integrantes y se constituyen en las bases, desde donde aportar a la consolidación de un nuevo Chile. 

De acuerdo a este objetivo, conformamos una lista paritaria, independiente, sin partidos políticos, con 8 candidaturas a la Convención Constituyente, elegida democráticamente y validada por los territorios, organizaciones sociales, feministas, culturales, etc.; y por los principios que nos sustentan, inscribiéndose legalmente como Lista, con el nombre de nuestra Asamblea.

Confiamos en responder y colaborar al momento político presente, llevando la voz de todas, todos y todes, para transformar Chile en un país antipatriarcal y del buen vivir.

ACTIVIDADES

DE LA ASAMBLEA

CONTACTO

ASAMBLEA POPULAR D20